Cirugía de pecho en Madrid

Cirugía de pecho en Madrid

La cirugía de pecho en Madrid tiene un reconocido prestigio a nivel internacional y el doctor Federico Mayo está considerado como uno de los mejores cirujanos plásticos no solo de la capital sino de España y también más allá de nuestras fronteras. Este hecho se constata por su presencia en congresos internacionales, donde es reclamado continuamente para exponer sus procedimientos.
La cirugía de pecho no se circunscribe solamente a los procedimientos de aumento y de reducción, hay dos campos en los que el doctor Mayo se siente especialmente motivado, estos son los de la cirugía reconstructiva y la investigación desarrollo.
Veamos un pequeño resumen de la cirugía de pecho en Madrid que se practica en la clínica del doctor Mayo:

Aumento de pecho

Las mujeres que deciden someterse a un procedimiento de aumento de pecho lo hacen en un alto porcentaje por problemas de autoestima. Se trata de una de las intervenciones más sencillas y que mayores satisfacciones pueden aportar. Muchas veces la paciente que llega a la consulta viene con la idea de conseguir un pecho muy grande en contraposición al pecho pequeño que poseía hasta ahora, pero esta no suele ser la mejor opción, hay buscar un pecho proporcionado y que armonice con su cuerpo. Existen una gran variedad de prótesis mamarias, en cuanto a forma (anatómicas, redondas, ergonómicas), textura (lisas, texturizadas) y tamaño. El doctor Mayo aconsejará a la paciente cuál elegir, también con la ayuda de un programa informático de simulación en tres dimensiones en el que la mujer podrá ver los resultados muy aproximados antes de la intervención.
El lugar de la colocación de la prótesis es algo que casi no tiene discusión, siempre que no exista un problema que lo impida, la mejor opción es bajo el músculo pectoral ya que el resultado será más natural tanto a la vista como al tacto.
La cicatriz que quedará tras el aumento de pecho pasará inadvertida al confundirse con el surco submamario.

Reducción de pecho y mastopexia

Tener unos pechos demasiado grandes puede suponer un auténtico problema de salud para la mujer, que sufrirá dolores de espalda y un continuo rozamiento con erosión en los hombros debido al sujetador, aparte de lo antiestéticos que puedan resultar.
Hay que diferenciar entre lo que son unos pechos caídos y unos pechos demasiado grandes, en el primero de los casos el procedimiento corrector a seguir se denomina mastopexia, que implica una resección de la piel alrededor de la areola para conseguir el levantamiento mamario, esta técnica dejará una cicatriz en T invertida partiendo de la areola y alcanzando el pliegue submamario.

Asimetría mamaria y mamas tuberosas

El 90% de las mujeres tienen los pechos desiguales en mayor o menor medida, pero hay casos en los que esta desigualdad es tan evidente que requiere de una intervención normalmente también diferenciada en ambos pechos. Las diferencias pueden ser en cuanto a forma, tamaño y posicionamiento.
Las mamas tuberosas son consecuencia de una malformación durante el desarrollo y como consecuencia presentan todas o alguna de las siguientes características: un pezón herniado, unas areolas exageradamente grandes, asimetría entre ambas mamas y una falta de desarrollo en los polos inferior y superior. Su corrección dependerá evidentemente del problema concreto de cada paciente y puede incluir muy diversos procedimientos.

La Ginecomastia y el aumento de pecho en hombres

Los hombres también pueden tener problemas estéticos en su pecho. La ginecomastia consiste en un desarrollo desproporcionado de sus mamas como consecuencia generalmente de un desorden hormonal. Este problema es fácilmente corregible mediante una liposucción del exceso de grasa o una pequeña intervención para extraer el tejido glandular sobrante.
Por otra parte también aumentar el volumen pectoral de los hombres, utilizando grasa autóloga procedente de otras partes del cuerpo como podrían ser los glúteos.

Cirugía de pecho reconstructiva

La cirugía reconstructiva post mastectomía es sin duda la intervención de pecho más complicada a la que se enfrentan los cirujanos plásticos, por la falta de tejidos tanto internos como externos que hay que suplir. El devolver las formas a una paciente que se ha visto privada de su pecho o pechos, tras sufrir el calvario del cáncer, reporta tal beneficio a la mujer que hace que el cirujano se sienta especialmente gratificado con su trabajo.
El momento de la cirugía puede ser el mismo en el que se realiza la mastectomía (reconstrucción inmediata) o bien pasados unos meses (reconstrucción diferida). Normalmente la mastectomía será el último de los pasos tras la radioterapia y la quimioterapia, si esto es así lo ideal sería realizar la reconstrucción inmediata, sobre todo para que la mujer se vea sin el pecho y evitar el trauma. De hecho hace unos años la SECPRE elevó al Ministerio de Sanidad una propuesta para que siempre que fuera posible se realizara a todas las mujeres que tuvieran que ser mastectomizadas la reconstrucción en la misma cirugía.
La solución a la falta de tejidos se puede solventar de tres maneras:

  • Implantes de tejido autólogo.- Los tejidos (músculo, piel y grasa) que conformarán el nuevo pecho son extraídos fundamentalmente de dos áreas donantes del propio organismo:
    • La pared abdominal (TRAM).
    • La espalda: más concretamente un colgajo del músculo dorsal ancho.
  • Los expansores y los implantes mamarios.- Cuando hay piel suficiente y esta tiene la elasticidad necesaria, por no haber sufrido mucho con la radioterapia, se puede utilizar la técnica del “expansor tisular” que consiste en implantar de forma temporal una bolsa de silicona que contiene suero fisiológico. Esta bolsa se va rellenando progresivamente, aumentando su volumen y haciendo que la piel se distienda.
    En una segunda operación (sobre los seis meses) la bolsa expansora es sustituida por una prótesis definitiva.
  • Técnica mixta.- Se trata de usar tanto los tejidos autólogos, en los que se suele utilizar el colgajo miocutáneo de dorsal ancho, como los implantes mamarios de silicona.

El último paso será la reconstrucción del complejo pezón – areola. El pezón se conseguirá utilizando una porción de piel, en una intervención ambulatoria y con anestesia local. Posteriormente la aerola se hará mediante un tatuaje.
No todas las cirugías reconstructivas son precedidas de una mastectomía. En el caso de la extirpación de tumores cutáneos se producirán lesiones de mayor o menor consideración que pueden necesitar del implante de tejidos cutáneos de una zona donante.

Cirugía de pecho en Madrid – Investigación y desarrollo

Una de las claves de la cirugía de pecho son, qué duda cabe, los implantes: que tengan materiales adecuados biocompatibles, que sean anotómicamente lo más parecidos posibles a los pechos naturales y con un comportamiento también natural con el movimiento y la posición de la mujer. Son muchos los factores que influyen a la hora de decantarse por un tipo de implante u otro.
Después de muchas intervenciones el doctor Mayo advirtió dos aspectos en los que se podía mejorar y desde entonces colabora en el desarrollo de unos nuevos implantes que incorporan las siguientes características:

  • Chip de trazabilidad.- Que contiene la información básica del implante, esto es, fecha de fabricación, fabricante, volumen en centímetros cúbicos, tipo de implante (anatómico, redondo, ergonómico, etc.) y otras características. Esta información es de suma importancia sobre todo en la mamoplastias llamadas secundarias, que es el caso de las cirugías para corregir un encapsulamiento o cualquier otro problema, en las que el cirujano muchas veces se enfrenta a algo que la paciente no sabe describir y que puede cambiar de forma sustancial el planteamiento del nuevo implante.
    La introducción del chip también podría ayudar si se dieran casos como el conocido de las “prótesis pip” que fueron prohibidas por las autoridades francesas por llevar un gel fraudulento. Con el chip la identificación es inmediata y en caso de que hubiera un lote defectuoso podría ser detectado y tomadas las medidas oportunas con mayor agilidad.
  • Sujeción de implantes.- El otro aspecto en el que el doctor Federico Mayo a colaborado en la mejora de las prótesis mamarias es en el desarrollo de un sistema de sujeción de estas. Este tema tiene incidencia sobre todo en las prótesis anatómicas, en las que un posible movimiento de rotación varía de forma notoria su percepción estética.