Prótesis de mama

Prótesis de mama. Cuál elegir.

Las prótesis de mama varían desde unos 125 centímetros cúbicos hasta los 450 cc. Uno de los primeros pasos hacia el aumento mamario es evidentemente la elección de la prótesis de mama. Para ello tenemos que tener en cuenta varios aspectos:

  • Los deseos de la paciente
    La paciente deberá explicar claramente al cirujano el aspecto de pecho que desea alcanzar y el cirujano deberá explicar a la paciente los resultados que podrán lograrse en su caso y asegurarse de que sus expectativas sean realistas.
  • La configuración anatómica de la paciente
    La altura, el peso, el tamaño de la glándula mamaria y la circunferencia del tórax son parámetros que tomará el cirujano, así como también medirá el espesor de los tejidos mamarios de la paciente para valorar el tipo y tamaño de prótesis de mama más adecuado.
  • Prueba de prótesis
    La paciente deberá probarse las diferentes prótesis con la ayuda de unos sujetadores de forma que pueda ver por ella misma una aproximación al contorno que quedará tras la intervención y también podrá palparse para decidir el tipo que le resulte más adecuado.
  • Visualizado de casos de antes y después
    Resulta de gran ayuda poder ver otros casos similares al de la paciente y comparar los resultados de después de la intervención con diferentes tamaños y tipos de prótesis.

Los prótesis de mama difieren en muchos aspectos, además de estar disponibles en varios tamaños y perfiles, también se diferencian en forma, textura y tipo de relleno. Existen dos formas principales de implantes mamarios: redonda y anatómica.

  • Los implantes redondos tienden a aumentar la plenitud de un lado al otro de la mama.
  • Los implantes anatómicos tienen forma de lágrima y están diseñados para un resultado de aspecto más natural que refleje el perfil normal de una mama.

Por otra parte tenemos que tener en cuenta la textura de los implantes, estos pueden ser lisos o presentar una superficie con textura que evitarán que estos puedan deslizarse.

Por último se deberá optar por un tipo de relleno de implante:

  • Los implantes de silicona, son los de uso más habitual, vienen rellenados previamente de un gel cohesivo de silicona que confiere una sensación natural al pecho.
  • Los implantes salinos se llenan con una solución de agua salada durante la cirugía, presentan una consistencia más fluida, acuosa u por lo tanto tienden a ofrecer una sensación menos parecida a la de un pecho real.

El tipo, estilo y tamaño de los implantes mamarios que elija vienen determinados por su estilo de vida, contorno corporal, la cantidad de tejido que tenga y el aspecto y talla de copa que desee alcanzar.