Tensores dérmicos



Introducción de hilos de polipropileno, estériles, biocompatibles y de gran resistencia bajo la piel, que tensan la zona, mejorando la flaccidez cutánea leve-moderada, sobre todo en la zona temporal, para elevar las cejas, pómulos, zona mandibular o cuello.

 
 

Puede ser un tratamiento que se complemente con otras técnicas de cirugía o medicina estética y no produce un cambio drástico de las facciones.
Este procedimiento es sencillo y no deja cicatrices. Se realiza de forma ambulatoria con anestesia local.

La duración del procedimiento es de una hora aproximadamente, y la incorporación a la vida laboral y social puede hacerse en un par de días.