Rinoplastia en Madrid

Rinoplastia en Madrid

La rinoplastia en Madrid cuenta con el cirujano plástico perfecto para realizarla, este es el doctor Federico Mayo. Aunque la nariz perfecta no existe y cada hombre y mujer tiene sus propios rasgos que definirán su personalidad física se puede buscar la forma de la nariz que mejor armonice con estos. Por eso cuando alguien llega a la consulta con fotografías en las que muestra como le gustaría que fuera su nariz, esto se toma con mucha cautela y el Dr. Mayo debate con el paciente cuál es la forma que al le parece más conveniente, teniendo en cuenta su experiencia y conocimientos, siempre de una manera lo más objetiva y realista posible.

La rinoplastia en Madrid con objetivos diferentes

En su día publicamos un post en el que hacíamos referencia a un estudio publicado por “The Jama Facial Plastic Surgery Journal” donde se concluía que para los norte americanos la nariz de Scarlett Johansson era la que encajaba mejor con su concepto de belleza femenina, pues tenía el ángulo  nasolabial (formado entre la nariz y el labio superior) de 106º  que era el más elegido en las series de fotografías retocadas mostradas de diferentes mujeres. En los países mediterráneos a pesar de que se tiende a confluir con los estándares de belleza nórdicos, sería por lo general un error el intentar imitarlos.
El otro aspecto importante a tener en cuenta y aquí la rinoplastia en Madrid o en los países mediterráneos sí que deben coincidir con los anglosajones o cualquier país del mundo es la funcionalidad respiratoria.
Con la operación de nariz se podrán lograr los siguientes objetivos:

  • Tamaño de la nariz.- Se podrá aumentar o disminuir el tamaño general de la nariz.
  • Tamaño y forma de la punta de la nariz.- Una de las razones más habituales para la rinoplastia es la de modificar esa punta de nariz que tiene forma de bola, pero no es inusual el caso de personas que tienen la punta muy fina, que también podrá ser corregida.
  • Modificar el caballete.- Los caballetes que tienen forma de giba suelen ser los problemas más antiestéticos. Habrá que limar la parte superior del tabique para corregirlos.
  • Reparar o corregir el tabique nasal.- Cuando existe una perforación que une las dos fosas nasales, a parte del inconveniente respiratorio se producen pequeños ruidos con el paso del aire. Estos inconvenientes pueden ser reparados taponando la perforación con algún “cemento biológico y si es necesario en colaboración con un implante. La reparación se realiza por ambos laterales para que haya mayor seguridad.
    En otras ocasiones el problema radica en que el tabique nasal está desviado hacia un lado proporcionando una asimetría a la cara, a la par que seguramente una disfunción respiratoria.
  • Orificios nasales.- Cuando la apertura de los orificios es demasiado grande se puede estrechar haciendo una resección en la base de la nariz para posteriormente unirla con el labio
  • Problemas respiratorios.- Aunque en principio los problemas respiratorios se corrigen con otra operación denominada “septoplastia” que son realizados por cirujanos especialistas en otorrinolaringología, es muy habitual que un cirujano plástico realice modificaciones de las estructuras internas de la nariz que despejarán el camino de entrada del aire. También es habitual que en una misma operación intervengan un cirujano plástico y un otorrinolaringólogo haciendo así una rinoplastia más una septoplastia.

La nariz está formada por multitud de cartílagos, huesos y tejidos fibrosos, susceptibles todos ellos de ser modificados y también existe la posibilidad de recurrir a implantes para dar la forma adecuada.

Tipos de rinoplastia

Dependiendo del alcance de la intervención hay dos técnicas para abordar la intervención que se diferenciarán externamente por la existencia o no de una cicatriz al nivel de la columela:

  • Rinoplastia cerrada.- Cuando la nariz presenta una buena funcionalidad respiratoria y no hay que hacer grandes cambios en las estructuras internas, como sería la colocación de injertos se suele optar por la rinoplastia cerrada. No se realizará el corte de la columela para desprender la piel del hueso, levantar completamente la parte externa de la nariz y dejar las estructuras internas al descubierto, si no que los cambios se realizarán a través de las fosas nasales.
    En principio puede parecer que la rinoplastia cerrada sería la técnica ideal, ya que el tiempo de la recuperación es menor y no hay cicatrices externas, pero esta no permite hacer grandes modificaciones.
  • Rinoplastia abierta: La rinoplastia abierta estará indicada cuando las narices son muy estrechas y las vías respiratorias presentan dificultades para el paso del aire o aquellas que ya han sido intervenidas previamente y hay que reparar alguna de las estructuras que ha ido generando malformaciones o bien aquellas narices que tienen la punta de la nariz muy hundida o por el contrario una punta demasiado gruesa.
    En la rinoplastia abierta se realizará un corte en la columela para levantar la parte externa de la nariz y poder intervenir la parte interna de una forma más cómoda cuando se van a realizar grandes cambios.
    Evidentemente la hinchazón producida en la técnica abierta será mayor y el post operatorio será algo más prolongado que en la técnica cerrada.

La rinoplastia en Madrid cuenta con la simulación en tres dimensiones

La clínica del doctor Mayo cuenta con una tecnología de simulación en tres dimensiones con la que el paciente podrá ver de forma muy aproximada cual será el resultado de la rinoplastia incluso antes de haberse producido la intervención. Esto ayudará enormemente a decidir cuál es el modelo de nariz que más se adecúa a sus características personales.
En pocos minutos se realiza un escaneo de la cabeza y mediante un software específico se pueden modificar las dimensiones y líneas maestras de la nariz, incluyendo la punta y el puente. Luego se podrá rotar en el ordenador la cabeza para ir viendo el resultado desde todos los ángulos.