La Razón

Junto a la liposucción convencional, surgen técnicas menos agresivas dispuestas a eliminar lo que sobra.

 

«Es posible realizar una miniabdominoplastia coincidiendo con una cesárea; para ello se repara la pared muscular aprovechando la intervención y se extirpa algo de piel y grasa sobrante.»

Ver artículo PDF »