El País Semanal

La cirugía estética se ha popularizado y, con la mejora de sus técnicas, trata de evitar los excesos del pasado, cuando se fabricaban neumáticas bellezas en serie.

 

«Los primeros rellenos de labios se hacían con productos sintéticos. Al pasar el tiempo y envejecer la piel, los labios no lo hacían, así que el efecto era muy raro. Lo malo es que esos productos no se pueden retirar. Eso ha cambiado: se utilizan rellenos reabsorbibles y la boca se adapta al paso de los años.»

Ver artículo PDF »