Diez Minutos

La rinomodelación corrige defectos nasales como la nariz aguileña o chata, o el caballete, mediante la infiltración de distintas sustancias o materiales de relleno.

 

En la intervención se inyecta un material reabsorbible para comprobar que el paciente no sufre rechazo y que el resultado es el desado.

Ver artículo PDF »