Los cambios de la cara

¿Por qué va cambiando nuestra cara a lo largo de la vida?

La edad es el principal factor para los cambios de la cara, pero tan importante como el paso de los años será el tipo de vida que hayamos llevado, si nos hemos divertido o si hemos sufrido mucho quedará reflejado en las arrugas de expresión de la frente, los labios y sobre todo en los ojos.

Los factores externos en los cambios de la cara:

  • El sol.- Es fundamental para procesos vitales como la fijación del calcio en los huesos, la síntesis de vitamina D y tiene otros beneficios como la bajada de la presión arterial por inducir a la vasodilatación o la bajada de los niveles de colesterol.
    El sol tendrá una incidencia decisiva en la piel en general y en la cara en particular, si se expone la cara demasiado al sol se fomentará la formación de manchas marrones, se perderá elasticidad en la piel y se cuarteará, pero con moderación, el sol puede ser un aliado de la piel en enfermedades como la psoriasis o el acné.
  • El tabaco.- Hará que la piel se vea más fea, envejecerá antes y se formarán arrugas en torno a los labios.
  • El alcohol.- No hay nada como consumir grandes cantidades de alcohol para conseguir unas ojeras hermosas y permanentes. Hay quien asegura que a los grandes bebedores se les alarga la nariz, pero esto también se dice de los mentirosos y no creemos que sea cierto.
  • La hidratación.- Algo tan sencillo como beber mucha agua de forma regular puede marcar la diferencia en la aparición de arrugas faciales a una edad u otra.
  • Las enfermedades y los traumatismos.- De un día para otro un accidente o una enfermedad puede cambiar totalmente nuestro aspecto.

Además de estos y otros factores externos hay otros elementos tan importantes o más en la evolución del rostro:

  • Llorar y reír.- En realidad cualquier gesto que hagamos muy reiteradamente con la cara tendrá a la larga su reflejo en las arrugas de expresión que quedarán marcadas en uno u otro sentido.
  • La Herencia.- Si nuestros padres tuvieron ojeras a una temprana edad, es muy probable que nosotros también las tengamos.

Los cambios de la cara según la edad

Cada persona es un mundo y los signos de envejecimiento aparecen de forma muy distinta de unos a otros, conozco a una mujer de más de 70 años que no tiene ni una arruga de forma natural. Pero de forma generalizada ocurrirá lo siguiente:

  • De los 30 a los 40 años.- Los ojos son los primeros en experimentar los cambios de la edad, se empiezan a formar las patas de gallo y los párpados superiores se engrosan.
  • De los 40 a los 50 años.- Ahora son los labios y la frente los que dicen que ya hemos pasado de los 40. Se forman las arrugas alrededor de los labios, los pliegues nasolabiales, también llamados “códigos de barras” y en la zona de la frente se forman arrugas transversales.
    Los ojos por supuesto siguen su proceso de envejecimiento, ahora son los párpados inferiores los que se engrosan, formándose algunas veces las bolsas de los ojos y en otras ocasiones manchas oscuras (ojeras). En el entrecejo empiezan a aparecer unas arrugas verticales y también las cejas pueden sufrir cambios y mostrar una caída.
  • De los 50 a los 60 años.- los cambios de la cara siguen su curso, abundando en los anteriores y añadiéndose uno nuevo que es la caída de la punta de la nariz. Pero quizás donde más se note que ya hemos pasado de los 50 es en la aparición de arrugas en el cuello y en la aparición de papada en muchos casos.
  • A partir de los 60 años.- Las arrugas se van generalizando por todas partes, los tejidos cutáneos y subcutáneos cada vez están más atrofiados y se van formando más bolsas de piel.

Cada remedio en su momento

Cuando se tienen 30 años los síntomas del envejecimiento son muy pequeños y más que cambiar el aspecto presente del rostro lo que hay que hacer es prevenir el futuro. Puede ser una buena idea recurrir a la mesoterapia, con inyecciones de ácido hialurónico por ejemplo.
Dicho esto no hay que descartar intervenciones de cirugía plástica como una blefaroplastia para corregir los párpados superiores.
Es a partir de los 40 cuando más recursos se ponen para frenar los cambios de la cara. Desde el popular botox que por un tiempo borrará las arrugas de expresión, pasando por los rellenos de ácido hialurónico y los peelings con láser u otros métodos. La cirugía que más se utiliza a principios de los 40 para eliminar los efectos de la edad en la cara sigue siendo la blefaroplastia tanto inferior como superior pero cuando las personas se van acercando a los 50 las cirugías más demandadas pasan a ser los liftings faciales pero también los cervicales (para el cuello).