Lifting braquial



El lifting braquial es un procedimiento quirúrgico que elimina el exceso de piel y tejido graso de la región proximal de los miembros superiores. El lifting braquial no es un tratamiento quirúrgico del sobrepeso. Los individuos obesos que tienen intención de perder peso deben posponer cualquier clase de cirugía del contorno corporal hasta que sean capaces de mantener un peso estable.

 
 

La intervención se realiza bajo anestesia general y en régimen de cirugía mayor ambulatoria. Las incisiones se sitúan de forma longitudinal en la cara interna de los brazos, pudiendo ser necesario añadir una cicatriz en el pliegue axilar. Primero se realiza una liposucción de la zona en los casos en que además de un exceso de piel existe un exceso de grasa localizado y a continuación se realiza la extirpación del exceso cutáneo respetando en la medida que sea posible la red de linfáticos para evitar inflamaciones crónicas de la zona.

Tras la cirugía usted deberá llevar unos manguitos de licra que compriman la zona durante 2-3 semanas para disminuir la inflamación.

El lifting braquial puede combinarse con otras formas de cirugía del contorno corporal incluida la liposucción, o puede realizarse al mismo tiempo que otras cirugías electivas.

La liposucción puede ser una alternativa quirúrgica al lifting braquial si existe buen tono elástico de la piel y acúmulos grasos localizados en un individuo de peso normal. La dieta y el ejercicio pueden ser beneficiosos para una reducción global del exceso de grasa corporal.