Las verrugas

Las verrugas y el Virus del Papiloma Humano (HPV)

Las verrugas que están consideradas como tumores cutáneos benignos son unas excrecencias duras y más o menos rugosas que se producen por un virus llamado HPV “Virus del Papiloma Humano”, del que se conocen unas 70 variedades y que se transmite por simple contacto o a través de superficies húmedas como podrían ser las piscinas donde haya habido una persona que las padeciera, por lo que suelen ser muy contagiosas y encima tienden a reaparecer pasado el tiempo.

El Virus del Papiloma Humano

El HPV es un virus que muchas veces está latente en el cuerpo sin que se manifieste debido a que el propio sistema inmunitario lo combate, pero cuando las defensas bajan puede aflorar en forma de verrugas (o algo peor) y si conseguimos potenciar el sistema autoinmune estas desaparecen espontáneamente.
Además de las verrugas el HPV puede provocar algunos tipos de cáncer, en especial en la zona de los genitales: cáncer de pene, cáncer de vagina y también cáncer de ano y cáncer de útero. Por otra parte también puede provocar cáncer de boca y de garganta.
Como hemos comentado el HPV se transmite por contacto siendo las relaciones sexuales una de las formas más habituales de contagio y a una temprana edad en muchos de los casos.

Tipos de verrugas

Existen numerosos tipos de verrugas aunque son la verruga común y la verruga plantar las más habituales:

  • Verruga común.- (o verruga vulgaris) Se suelen localizar en los dedos y el dorso de las manos, pero también en rodillas y otras zonas donde haya pliegues de la piel.
    En forma de coliflor, con rugosidades en la superficie, que estará sobre elevada y un núcleo duro, su color va del blanco al marrón, pasando por todos los tonos intermedios.
  • Verruga plantar.- (o verruga plantaris) llamada así por localizarse únicamente en la planta de los pies, frecuentemente en los talones y las yemas de los dedos. Tienen un aspecto mucho más esponjoso, extendido y desigual que la verruga común, también son mucho más blandas. A menudo son muy dolorosas ya que pisamos sobre ellas, lo que originará derrames de sangre internos, que algunas personas confunden como las raíces de las verrugas.
  • Verruga plana.- Estas verrugas son muy comunes entre los niños y los jóvenes, en especial en las mujeres. Se llaman así por lo poco que abultan, no más de un par de milímetros. Se suelen presentar en zonas muy visibles como la cara y a veces en grandes cantidades.
  • Verruga genital.- Evidentemente se presentan en los genitales y alrededor del ano. Se producen en adultos y por contagio sexual.

En ocasiones se pueden presentar formaciones de verrugas agrupadas que se denominan verrugas en racimo o en mosaico.

Tratamientos para las verrugas

Por lo general una verruga no durará más allá de dos años y desaparecerá de forma espontánea, gracias al sistema autoinmune, como hemos visto, pero existen muchos tratamientos para las verrugas:

  • Con productos cáusticos.- Como el ácido láctico, el nitrato de plata o la vaselina salicílica. El procedimiento consiste en ir quemando superficialmente la verruga con estos productos cáusticos, de forma que se van eliminando capas sucesivas hasta llegar al final.
  • Con crioterapia.- Se trata de quemar la verruga con frio, mediante el uso de nitrógeno líquido se conseguirá una temperatura de unos 196º centígrados bajo cero. La aplicación del nitrógeno se hará bien rociando a modo de spray, bien con su aplicación mediante un bastoncillo. Es un tratamiento económico y rápido que permitirá quemar varias verrugas en pocos minutos.
  • Con cirugía.- Hay veces en que se prefiere extirpar la verruga directamente con cirugía clásica, cuando la verruga es muy grande, este método que se realizará con anestesia local tendrá una cicatrización un poco más larga.
  • Con láser.- La ventaja del láser frente a la cirugía convencional será que al mismo tiempo que se realiza la extirpación de la verruga se produce una cauterización de la herida.

En cualquier caso es una buena idea acudir a un médico especialista que diagnostique el tipo de verruga y ponga el tratamiento adecuado. En ocasiones el médico puede indicar hacer una biopsia para comprobar si se trata de un tumor benigno o de un cáncer.

Lo que no se debe hacer con las verrugas

No debemos toquetearlas y mucho menos romperlas ya que lo que conseguiremos con esto es traspasar la infección vírica a otras zonas del cuerpo.

Remedios tradicionales para quitar las verrugas

Todos hemos oído muchos otros remedios clásicos que más parecen de chamanes que de médicos, desde el contar la verrugas para que estas desaparezcan hasta usar la leche de los higos, que si puede tener un componente cáustico.

  • Ungüentos a base de vegetales.- Algunos de los remedios más usados son el limón, el ajo, la cebolla, el vinagre, etc. Generalmente no se usan directamente sino que se mezclan y preparan adecuadamente.
  • Bicarbonato sódico.– Utilizado por su acción antiséptica y que ataca supuestamente al virus.
  • Con hilo dental.- Este método consiste en estrangular la verruga con un hilo dental. Se ata el hilo lo más cerca posible de la base, de forma apretada, pero sin romper la verruga con el objeto de cortar el riego sanguíneo. Habrá que ir desinfectando la zona regularmente con alcohol. Al cabo de aproximadamente una semana la verruga se secará y desprenderá. Luego habría que aplicar alguna crema que terminara de eliminar la base de la verruga.

En las verrugas el sistema inmunológico es muy importante y el factor psicosomático parece ser determinante en su comportamiento. Por este motivo si uno cree firmemente en que haciendo cualquier cosa, por disparatada que parezca le desaparecerán las verrugas esto ayudará a que desaparezcan. Lamentablemente en muchos casos lo que se produce es el efecto contrario, esto es, conseguimos esparcir el virus y que salgan más verrugas.