G-Shot

El punto G: cómo hacerlo mas grande

G-Shot viene de Estados Unidos, como tantas otras cirugías y tratamientos, podría ser el modelo de una nueva máquina fotográfica pero es algo destinado a aumentar el placer de la mujer.

¿En qué consiste el G-Shot?

El G-Shot es un procedimiento que consiste en hacer más grande el punto G de la mujer mediante la infiltración de ácido hialurónico, un compuesto a base de colágeno natural, en el mismo. Es el mismo método que se sigue para aumentar el volumen de los labios pero con un propósito bien diferente.Estas son las características de la intervención:

  • Se realiza mediante la técnica GSA (G Spot Amplification) “Amplificación del Punto G” que inventó y desarrolló el ginecólogo David Matlock en el año 2002.
  • La intervención que es ambulatoria, lleva en total menos de medio hora, durante la cual la mujer estará en la posición de las revisiones ginecológicas. No necesita de pruebas previas al ser el ácido hialurónico totalmente biocompatible
  • En un primer momento se administra una pequeña cantidad de anestesia local o se puede hacer sin la misma para proceder después con la infiltración que durará apenas unos segundos. Transcurridas unas 8 horas ya se podrían tener encuentros sexuales.
  • Los efectos pasarán al cabo de unos cuatro meses ya que el ácido hialurónico se irá absorbiendo de forma natural por el propio organismo.

¿Qué es el punto G?

Su denominación se debe a la inicial de Gräfenberg, un doctor alemán que fue el primero en describirlo allá por la década de los 40 del pasado siglo. Gräfenberg describió una zona que rodeaba a la uretra, por detrás del hueso púbico, a unos 3 o 5 centímetros desde la apertura de la vulva, en la pared frontal y cuya estimulación provocaba un gran placer sexual a las mujeres.
Para muchas mujeres el punto G no es más que un mito y por mucho que lo buscan no lo encuentran, mientras que para otras es en esta área donde se producen los orgasmos más intensos y es la que puede llevarlas a la “eyaculación femenina”. Para las primeras el hacer más grande el punto G con el G-Shot no les llevará a un mayor placer, mientras que para las segundas esta ampliación es para las que resultaría todo un éxito.
La comunidad científica no acaba de encontrar evidencias de una estructura orgánica diferenciada en esta parte de la vagina, más bien estamos hablando de una zona más amplia con gran cantidad de terminaciones nerviosas altamente sensibles.
En los genitales femeninos las terminaciones nerviosas están más sensibilizadas en unas zonas que en otras dependiendo de cada mujer, así se habla de mujeres que tienen orgasmos vaginales mientras que otras tienen los orgasmos clitoridianos. Sería dentro del grupo de mujeres que tienen orgasmos vaginales donde se encuadrarían las candidatas a encontrar su punto G y por tanto las que lograrían un mayor placer con el G-Shot.
Pero ni siquiera en esta división entre orgasmos vaginales y clitoridianos se ponen mujeres y comunidad científica de acuerdo. Mientras que hay estudios realizados a mujeres en los que se reflejaba una actividad diferenciada en el cerebro dependiendo de si el orgasmo se producía en el clítoris o en la vagina, para la mayoría de los sexólogos solo podemos hablar de un único orgasmo, independientemente de la zona estimulada para lograrlo.
A favor de los que opinan que si que existe una diferencia estaría el hecho de aquellas mujeres que tienen una lesión medular ven interrumpido el placer a través del clítoris pero sin embargo siguen disfrutando con la estimulación vaginal.

Otras formas de aumentar el placer

Como hemos visto el G-Shot solo es eficaz para algunas mujeres (según el Dr. Matlock en el 87% de los casos) y su efecto es transitorio. Pero se pueden hacer otras cosas para aumentar el placer reforzando la musculatura:

  • Los ejercicios de Kegel.- Están destinados a fortalecer los músculos pélvicos. Aunque en un principio se idearon para controlar la incontinencia urinaria tras el parto también están indicados para mejorar el esfínter del recto y no solamente para las mujeres, a los hombres que han sido operados de la próstata les viene bien para controlar la incontinencia.
    Los ejercicios de Kegel serán además una buena herramienta para aprender a apretar el pene o lo que sea, favoreciendo el rozamiento y la estimulación sexual.
    Los ejercicios kegel se realizan contrayendo y elevando la musculatura del suelo pélvico (los músculos perineales o pélvicos son los que sostienen la vagina, el útero y el recto en el caso de las mujeres), se mantiene esa contracción y después se relaja.
  • Las bolas chinas.- Aunque la mayoría de la gente piensa que son solo un juguete sexual, su principal virtud radica en el fortalecimiento de los músculos perineales, es como hacer los ejercicios de Kegel pero con un poco de salsa picante.
    Las bolas o bola china (pueden ser dos unidas o una única bola) se introduce en la vagina como si fuera un tampón. Al ponerse la mujer de pie las bolas tenderán a caer por los efectos de la gravedad y ahí es cuando se hace el ejercicio, al intentar que estas no caigan contrayendo los músculos pélvicos, mientras se puede caminar y hacer la rutina diaria. Se empezará con 10 minutos y progresivamente llegaremos hasta la media hora como máximo.