Cirugías plásticas para el verano

Cirugías plásticas para el verano

Las cirugías plásticas para el verano son las que se realizan en primavera. Con la llegada del buen tiempo y la mente puesta en la playa, empezamos otra vez a ser conscientes de nuestros pequeños o grandes defectos corporales. Es normal, ahora que los abrigos dejan paso a las camisetas y las piernas se empiezan a lucir, son inevitables las comparaciones.

¿Por qué las cirugías plásticas para el verano se tienen que hacer en primavera?

Esperar al mes de julio para realizar una cirugía plástica de cara al verano sería un gran error por varios motivos:

  • El sol.- hay que impedir en la medida de lo posible que el sol incida en las cicatrices y hematomas para que no queden marcas. Por otra parte prescindiremos del uso de gafas todo lo que podamos en un post-operatorio de rinoplastia, con lo que las gafas de sol no serían aconsejables en este caso.
  • Las infecciones.- el contacto con aguas no demasiados limpias de piscinas y playas podrían dar lugar a infecciones.
  • Reposo.- lo ideal después de una intervención quirúrgica es el reposo y el verano es una época de deporte, piscina y mucho movimiento. Por ejemplo en el caso de una mamoplastia de aumento lo indicado es unas tres semanas de reposo. Aquí tenemos que decir que el verano sería un buen momento si lo que nos planteamos es quedarnos tranquilamente en casa o la sombra de un frondoso jardín, durante la mayor parte de nuestro tiempo de vacaciones y saliendo con el fresco de la noche (pero el reposo es solo uno de los motivos en contra).
  • Evitar aglomeraciones.- con ello no daremos pie a posibles encontronazos o golpes que por ejemplo no serían nada recomendables si se ha realizado una rinoplastia. Y el verano es propicio para mercadillos, conciertos y lugares donde hay mucha gente.
  • El calor.- Cuando se realiza una liposucción se ha de llevar una faja para evitar la hinchazón, esto hace que el calor sea un inconveniente añadido.

Los meses de abril y mayo son los ideales para realizar cirugías plásticas si estamos pensando en lucirlas en verano, no estaremos muy expuestos al sol y tendremos el tiempo de reposo suficiente antes de que lleguen las vacaciones. Este es el motivo por el que se produce un aumento estimado en un 30% de cirugías plásticas en este periodo del año, según estimaciones de la SEPCRE.

¿Cuáles son las cirugías plásticas para el verano que más se realizan?

Las cirugías plásticas más realizadas de cara al verano son:

  • Mamoplastias de aumento, es recomendable que pasen tres meses antes de ponerse el biquini. Los principales peligros del verano serán las marcas que pueda dejar el sol y las infecciones.
  • Liposuciones, Tras los aumento de pecho son estas las que más se realizan en estos meses primaverales y de cara al verano, tanto liposucciones de piernas como de abdomen. También aquí el sol será un enemigo ya que los hematomas podrían pigmentarse con él. Y como hemos comentado la faja que hay que llevar después de la operación, durante aproximadamente un mes, hará del calor del verano un factor en contra.
  • Liftings faciales, el sol sigue siendo el peor enemigo por las marcas que puede dejar.
  • Rinoplastias, lo que peor se llevará será el peligro de de golpes en la nariz, así es que nada de jugar al futbol en la playa. Aunque esta no es una de las cirugías plásticas para el verano que más se realizan, hemos querido incluirla aquí para recalcar que es mejor no hacerla en la época estival.