Sinmastia

Cirugía secundaria de mamas por sinmastia

Se denomina sinmastia a la aproximación de los senos de forma que desaparece el surco intermamario.

¿Por qué se produce la sinmastia?

La sinmastia es el producto de un aumento mamario que no ha sido realizado correctamente y esta realización incorrecta se puede deber a varios factores.
Bolsillos o prótesis demasiado grandes
Durante la cirugía los bolsillos practicados para contener las prótesis mamarias se han hecho demasiado grandes, esto ocurre normalmente cuando se han elegido unas prótesis excesivamente grandes para la anatomía de la mujer o se ha diseccionado la zona pegada al esternón demasiado, en cuyo la caso las prótesis se pueden haber colocado en principio en la posición correcta, pero al no haberlas inmovilizado en un bolsillo de su tamaño las prótesis o una de ellas se han desplazado hacia el centro.
Mujeres delgadas
Son las mujeres extremadamente delgadas las mayores candidatas a sufrir esta complicación o también aquellas que tienen el esternón hundido, por este motivo el cirujano plástico debe ser especialmente escrupuloso con ellas al decidir el tamaño y diseño del aumento mamario y en caso de que estas quieran tener unos senos demasiado grandes, advertirles de peligro que conllevan y corregirlas.
Elección incorrecta para la colocación de las prótesis
Otro factor a tener en cuenta sobre la sinmastia es la colocación de las prótesis, cuando esta es subglandular hay más posibilidades de que se produzca, en este caso la prótesis es situada inmediatamente bajo la glándula mamaria, habiendo un contacto directo con ella.
En el caso de mujeres muy delgadas se suele optar por una colocación de las prótesis subfascial, en la que la prótesis se coloca entre el músculo pectoral y la fina cubierta que tiene, denominada fascia y sobre todo se opta por una colocación subpectoral, donde la prótesis es colocada por debajo del músculo, habiendo que realizar una disección parcial de este por su parte inferior o bien puede ser submuscular, colocándose la prótesis también por debajo del músculo, pero sin practicar la disección de la parte inferior del músculo (hay cirujanos que no hacen distinción entre submuscular y subpectoral).
Sinmastia de origen congénito
Hasta ahora solo hemos hablado de la sinmastia provocada por una mala praxis quirúrgica pero existen algunos casos en los que su origen es congénito, en donde las mujeres tienen al nacer una especie de membrana que une los dos senos. En estos casos no existirá surco intermamario, pero el pezón y la areola estarán situados en su posición correcta.

¿Qué efectos tiene una sinmastia?

El efecto de la sinmastia no solamente es la desaparición del surco intermamario, la areola y el pezón se quedarán en muchos casos desplazados visualmente hacia el exterior, por el movimiento del volumen mamario interior. El rechazo que puede provocar en la mujer esta anomalía normalmente es muy grande a nivel psicológico, ya que se verá en muchos casos peor que antes del aumento mamario, algo realmente frustrante.

¿Cómo se corrige una sinmastia?

La sinomastia por motivos congénitos se corregirá eliminando la membrana que une ambos senos y esto conllevará muchas veces la sutura interna del surco intermamario, se trata de una intervención bastante sencilla y a priori con muy buen pronóstico.
La sinomastia por una mala cirugía primaria de aumento de mamas deberá corregir el problema que la ocasionó, por lo que no podemos hablar de un único procedimiento quirúrgico y en cada caso particular se aplicarán las técnicas que correspondan. Generalmente se reemplazarán las prótesis mamarias por unas más pequeñas, reduciéndose al mismo tiempo el bolsillo por la zona del esternón para crear de esta forma un nuevo surco intermamario.
Si las prótesis se colocaron en un principio de forma subglandular habrá que reemplazar los aumentos extirpando la cápsula que se forma alrededor de las prótesis, limpiando toda la zona y suturándola adecuadamente. Se creará posteriormente un nuevo bolsillo de forma subpectoral o submuscular donde se colocarán los nuevos implantes.
Si las prótesis originales ya habían sido colocadas en el plano correcto, es decir detrás del músculo (para mujeres muy delgadas), se quitará la parte central de la cápsula que se habrá formado y se suturará de forma que el bolsillo que alojará la nueva prótesis quedará desplazado más hacia el exterior.
Como la sinmastia es una complicación que podemos decir que ha sido debida a un cirujano inexperto, les aconsejamos encarecidamente a las mujeres que la sufran que se pongan en manos un cirujanos plástico de prestigio para su corrección, que por otra parte se trata de intervenciones algo más complejas que los aumentos mamarios primarios.
Tras la intervención quirúrgica será necesario que la mujer vista un sujetador específico (no es un sujetador deportivo normal) y seguirá los cuidados post operatorios que le indique el cirujano, dentro de los cuales muy probablemente le aconseje sesiones de drenaje linfático.