Cirugía plástica en el 2016

Cirugía plástica en el 2016 comparada con el 2000

La cirugía plástica en el 2016 ha cambiado mucho desde los comienzos de este siglo, para empezar se realizan más del doble de procedimientos quirúrgicos y no quirúrgicos. Este es un reflejo del cambio de sociedad en cuanto a mentalidad, pero también un reflejo de las mejoras de las técnicas y la adaptación de estas al mundo de la informática.
Las intervenciones de pecho siguen siendo las que encabezan el ranking, sobre todo las de aumento de mama, pero también las de reducción y a la par se encuentran los lifting, pero a diferencia del año 2000 en que prácticamente todos los estiramientos que se realizaban eran faciales, incluido el cuello, en la actualidad se han diversificado por muchas más partes del cuerpo.
Los datos aquí recogidos se refieren al año 2015, en Estados Unidos y tienen como fuente la ASPS (American Society of Plastic Surgeons) pero son extrapolables a Europa y en general al resto del mundo.

Cirugía plástica en el 2016 – Los liftings los que más crecen

A parte de los liftings faciales que siguen siendo los más populares estos los liftings que más han aumentado:
Lifting de senos: Se ha aumentado en aproximadamente un 70% el número de levantamientos de senos desde el año 2000.
Esta técnica técnicamente llamada “maxtopexia” consiste en la eliminación del exceso de piel, afectando normalmente a la areola, endureciendo los tejidos circundantes que apoyarán más firmemente en el nuevo contorno. No se cambia significativamente el tamaño de los senos pero si su aspecto y firmeza.
Los motivos por los que se llega a la flacidez de los pechos suelen ser la edad, el embarazo y posterior amamantamiento y las fluctuaciones de peso.
Lifting de nalgas: Esta intervención experimentado un aumento por encima del 250%.
Destinada a dar forma y proyección a las nalgas, mejorando su forma y equilibrando la figura. Se utilizan implantes, grasa propia o ambas cosas a la vez.
Lifting de la parte inferior del cuerpo: con un 4000% de crecimiento.
Intervenciones destinadas a corregir la celulitis (o piel de naranja) del abdomen, muslos e ingles. Con los estiramientos de estas partes del cuerpo no se consigue eliminar la grasa, para lo que hará falta otra técnica como la liposucción.
Lifting de la parte superior del brazo: Este es el crecimiento más espectacular con cerca de un 5000% de incremento respecto al año 2000.
Técnica utilizada para corregir el exceso de piel y grasa que cuelga en la parte superior del brazo.

Cirugía plástica en el 2016 – Las intervenciones más realizadas

El hecho de que los liftings sean las intervenciones que más han crecido porcentualmente no quiere decir que sean las que más se realicen por número, el raking lo siguen encabezando como en el año 2000 los aumentos mamarios.
Aumento de pecho: La reina de las intervenciones de cirugía plástica, tan solo ha experimentado un incremento del 31% respecto del 2000.
Aunque se siguen utilizando prótesis como a principios de siglo, estas han sido mejoradas y la nueva tendencia es la de los implantes micro y nano texturizados. Otra diferencia con el año 2000 es la implantación cada vez mayor de grasa propia en los aumentos mamarios.
Liposucción: Ha crecido un 37% pero sigue siendo el procedimiento más realizado tras el aumento de pecho.
Las liposucciones pueden realizarse por casi cualquier parte del cuerpo, aunque predominan las de los muslos (cartucheras).
Rinoplastia: Ha crecido un poco más que las dos anteriores con 44% y sigue siendo la tercera más realizada.
No solamente se realiza por cuestiones estéticas, un gran número de estas intervenciones se hacen por problemas respiratorios.
Cirugía de párpados: Está en niveles de crecimiento similares a los anteriores con un 38%.
Como no podía ser de otra forma el aumento de las expectativas de vida está ligado a la corrección quirúrgica de los parpados inferiores y superiores. Es una cuestión de edad en la mayoría de los casos.
Abdominoplastia: Después de los liftings es el mayor crecimiento con un 104%.
Eliminar el exceso de piel y grasa del abdomen es su objetivo. Se suele hacer junto con un lifting corrigiendo así los efectos del embarazo y la edad entre otros.
A parte de los mencionados es evidente el crecimiento experimentado por procedimientos no quirúrgicos como la toxina botulínica, el peeling químico y la depilación laser, todo un mundo relacionado con las nuevas tecnologías que ha evolucionado enormemente desde el año 2000.