Blefaroplastia (operación de párpados)



Blefaroplastia madrid

La corrección de las deformidades del párpado superior e inferior implica una extirpación precisa de la cantidad de grasa y de piel que hay en exceso. Este procedimiento quirúrgico se llama blefaroplastia.

 

Cuando la piel del párpado es excesiva, con pliegues o existen bolsas, confiere a la expresión un aspecto fatigado, enfermizo o envejecido. El envejecimiento de los párpados y la aparición de bolsas y ojeras, son el resultado del paso de los años, pero existe una predisposición, que hace que algunas personas presenten estos signos a edades más jóvenes. A medida que un exceso de piel y de bolsas grasas se desarrolla en el párpado superior (blefaroplastia), el pliegue palpebral es menos aparente. La piel del párpado desciende y cubre la parte visible del pliegue o incluso se apoya sobre las pestañas. Estos cambios del párpado superior confieren una mirada triste, cansada y en algunos casos como de enfado. Cuando los cambios son muy exagerados, pueden llegar a interferir la visión.

La protrusión de las bolsas grasas en los párpados inferiores es muy aparente en algunas personas, incluso a edades jóvenes, provocando los que denominamos comúnmente “ojeras”. Las bolsas no pueden ser camufladas por el maquillaje, produciendo un aspecto cansado y enfermizo.

Rejuvenecer sin cambiar la expresión es la clave de un buen resultado en esta operación. No sólo se tratan las bolsas o el exceso de piel de los párpados; hay que estudiar la posición de las cejas, la forma de los pómulos y de todas las estructuras anatómicas que rodean los ojos y que definen nuestra mirada. Cada paciente tiene una técnica apropiada a su caso, no existe la operación estándar que sirve para cualquier persona.

La Blefaroplastia se realiza habitualmente con anestesia local y sedación. Usted estará despierto pero tranquilo y sedado, y aunque usted note que le tocan, no sentirá dolor.

Más información PDF »

Ver Antes y Después »