Aumentar los glúteos

Aumento de glúteos: ¿qué opciones tengo?

Hay países en los que el aumento de glúteos es el principal objetivo para conseguir un cuerpo escultural y tener unas buenas nalgas está por encima de otras opciones estéticas. Esto sucede principalmente en América latina (especialmente en Brasil) y en buena parte de los países del África negra. Con la globalización y los movimientos migratorios las tendencias van pasando rápidamente de unas regiones a otras y ahora en España la cirugía plástica para aumentar los glúteos se ha convertido en una de las más demandadas.

Aumento de glúteos con cirugía

Es la llamada gluteoplástia, en la que se introducen unos implantes de gel cohesivo de silicona dentro de los músculos glúteos mayores. Las incisiones para la colocación de los implantes se realizan en los pliegues interglúteos por lo que las cicatrices pasan totalmente desapercibidas pasado un tiempo.
Los implantes de gel cohesivo de silicona se caracterizan por ser más densos que los de silicona normal, lo que hace que en caso de rotura no se salga su contenido y por otra parte dan un aspecto más firme.
El post operatorio requiere de la colocación de una faja para que no se muevan los implantes que deberá vestir el paciente durante los primeros días. Durante estos días el paciente no podrá sentarse y tendrá que dormir boca abajo.

Aumento de glúteos con grasa propia

Para aumentar los glúteos con grasa propia habrá que:

  1. Realizar primeramente una liposucción de una buena cantidad de grasa, que normalmente se obtiene de las cartucheras, la cara interior de los muslos y en muchos casos del abdomen.
  2. El material obtenido de la liposucción se centrifuga para que se decanten sus componentes, ya que solamente nos interesa para ser implantada la grasa, despreciando la sangre, el suero y la anestesia
  3. La grasa obtenida es inyectada en la región glútea, haciendo que esta se reparta de una forma homogénea.

El problema es que con el paso del tiempo esta grasa se puede mover, sobre todo si se ha infiltrado una gran cantidad y lo que era una superficie lisa puede presentar pequeñas imperfecciones. Por otro lado más del 50% de la grasa será reabsorbida por el propio organismo por lo que no se puede considerar a este procedimiento como permanente.La utilización de grasa autóloga suele ser un complemento de la gluteoplástia con implantes, siendo su función en este caso más que la de aportar volumen remodelar el dado por los implantes.

Aumento de glúteos con hilos tensores o con ácido hialurónico

Los hilos tensores que están hechos ácido poliláctico o polidioxanona se inyectan con unas agujas muy finas y flexibles en los glúteos, en su zona pre muscular para formar una especie de malla que actúa de sostén. Este procedimiento tampoco será definitivo ya que pasado aproximadamente un año desaparecerán los hilos tensores. Con el ácido hialurónico pasa lo mismo que con los hilos, que pasado un tiempo desde su infiltración se va reabsorbiendo por el organismo.

Aumento de glúteos con ejercicio físico

Con el ejercicio físico se conseguirá quitar grasa y flacidez al trasero por una parte y por otra aumentar los glúteos de forma moderada al fortalecer y agrandar sus músculos. Entonces más que aumentar los glúteos lograremos un culo más elevado y firme pero no más grande en la mayoría de los casos. Haciendo ejercicio en general modelaremos todo el cuerpo, realzando de forma secundaria aquellas zonas más sexys como son los glúteos.

  • Las sentadillas.- Este ejercicio básico de potencia se suele realizar con pesas en las manos, se inicia de pie con los brazos estirados y se va bajando, flexionando las rodillas y siempre con la espalda erguida hasta casi llegar a tener los muslos paralelos al suelo. Con las sentadillas se trabajan los músculos de los muslos, la cadera y los glúteos.
  • Las estocadas.- Consiste en avanzar una pierna y flexionar las rodillas, estando los brazos pegados al cuerpo. Se desarrollarán los glúteos y las piernas.
  • Los abdominales.- Al hacer abdominales no estamos ejercitando para nada los músculos de los glúteos , pero si conseguimos dejar el vientre más liso se realzará el trasero.
  • Caminar.- caminar con los talones pegados al suelo en lugar de apoyar prioritariamente las puntas de los pies hace que los músculos glúteos trabajen de una forma adecuada, lo que indica que el llevar tacones puede que mientras se llevan realcen el trasero pero a la larga contribuyen a que sea más flácido, aparte de los problemas que ocasionan en el sistema vascular propiciando las varices, malformaciones de los pies, como el dedo de martillo, y los consabidos dolores de espalda y cuello.
  • Montar en bicicleta.- Si se hace de la forma tradicional no tendrá mucha incidencia para aumentar los glúteos, ya que sus músculos cuando se está sentado sobre el sillín están estirados, pero podemos hacer que trabajen si nos ponemos de pie sobre los pedales y subimos una cuesta.